NOTICIAS

Acueducto La Mesa-Anapoima

$37 mil millones para culminar las obras del acueducto regional La Mesa-Anapoima• Los recursos garantizarán la terminación del proyecto de construcción y puesta en marcha

Read More »

Bogotá D.C., 24 de julio de 2021.

Señores (as), amigos(as)
Periodistas y Comunicadores en Bogotá y el resto del país.
Ciudad.

Estimadas y estimados periodistas.
Desde este jueves 22 de julio, en la Comisión de Hacienda del Concejo de
Bogotá, discutimos el Proyecto de Acuerdo 265 de 2021, mediante el cual
la Administración Distrital se propone “efectuar unas modificaciones en
materia hacendaria para el Rescate Social y Económico, y se dictan otras
disposiciones”; Proyecto de Acuerdo del cual rendí ponencia negativa,
situación que ha levantado enorme polémica y por ende comparto con
ustedes mis reflexiones, para que mi punto de vista sea tenido en
cuenta, analizado, si se quiere replicado, no sin antes agradecer la
disposición y la labor de cada una y uno de ustedes.
La decisión no pone en cuestión la necesidad que tiene la ciudad de
implementar una estrategia de Rescate Socioeconómico, que le permita
enfrentar con eficacia los retos que impone la crisis sanitaria del
Covid-19. Estrategia que debería incluir, sin duda, una redistribución
presupuestal entre las entidades públicas Distritales, tal como el
Proyecto de Acuerdo 265 lo propone.
La radicación del sentido negativo de la ponencia se sustenta, más bien,
en una falencia estructural, evidenciada por un numeroso grupo de
Concejales de la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Cabildo
Distrital, tal como se registra en el Acta 033A del 21-06-2021 de la
misma Comisión. Los argumentos expuestos en mi ponencia se sustentan en
las falencias nominales, estructurales y sociales del documento radicado
por la Administración ante la comisión de Hacienda y Crédito Público, de
la cual hace parte.
“Evidenciamos que el Proyecto de Acuerdo para el Rescate Social no
cumple con el propósito enunciado al favorecer presupuestalmente al
transporte y la infraestructura de Transmilenio, asignándole el 62.8%
del total de recursos, 1.1 billones de pesos, mientras a los sectores de
la gestión social, indispensables para la recuperación socioeconómica de
la ciudad, solamente les corresponde un 37.2% de esos recursos. Esta
asimetría presupuestal pone de presente que en realidad estamos frente a
un rescate de Transmilenio, a costa del aumento del hambre, la pobreza y
la desigualdad de las habitantes de la ciudad.”
De esta forma, adicional a la ausencia de un enfoque de derechos, propio
de la naturaleza del objetivo que la administración le ha asignado, el
Proyecto favorece un rescate de un sistema funcional sin cuestionar su
modelo financiero y corporativo, evidentemente insostenible y oneroso
para la ciudad.
Por otro lado, en el Proyecto de Acuerdo 265 se disponen 119 mil
millones, sin embargo, de acuerdo a la información suministrada el
excedente es de 116 mil millones, lo que implicaría un desfase de 3 mil
millones, hecho que aclaró en debate el Secretario de Hacienda, pero fue
un error inicial de información. cuya inconsistencia en el cálculo de
los excedentes de los dividendos generados por el Grupo de Energía de
Bogotá incurriría en un error contable que viciaría el trámite del
proyecto.
Reseñar que la sugerencia de fondo de la ponencia negativa radicada por
mi parte es retirar el Proyecto de Acuerdo 265, y elaborar dos Proyectos
con los siguientes criterios:
En primer lugar, un Proyecto de Acuerdo específico para los sectores de
la gestión social en el Distrito Capital, en los cuales debería recaer
la responsabilidad de un auténtico Rescate Social en medio de la crisis
sanitaria; sectores en los que se incluya la salud y los mínimos vitales
a servicios públicos, extrañamente ausentes del PA/265/21. “Si bien la
movilidad es un aspecto importante de las urbes, no puede ser el corazón
del rescate social”.
En base a lo anterior, tal Acuerdo que pueda incluir el aumento a la
tarifa ICA sobre el Sector Financiero, ampliada a sectores que como el
inmobiliario y de las aseguradoras han demostrado un crecimiento
importante en la coyuntura de la pandemia. Acciones tributarias que
deberán estar acompañadas por la creación de mecanismos para reforzar la
reducción de la evasión.
Y en segundo lugar, un Proyecto de Acuerdo delimitado al sector del
transporte y las infraestructuras, donde se puntualice su papel en la
coyuntura de la crisis; además de permitir definir una mejor estrategia
para garantizar la sostenibilidad del sistema en el largo plazo, dado
que, considero que “el modelo corporativo y financiero del sistema se ha
convertido en una auténtica vena rota para las finanzas del Distrito”.
Aspecto que el actual Proyecto de Acuerdo 265 no tiene la voluntad de
abordar.
Para finalizar quiero hacer hincapié de la necesidad de retornar al
enfoque de una Ciudad de Derechos y Garantías. “Sin la resolución y la
valentía que se requieren hoy para reconocer y abordar las raíces de sus
problemáticas y contradicciones sociales, la ciudad estaría perdiendo la
posibilidad de convertir la amenaza de la pandemia en una oportunidad;
quizá irrepetible en las próximas décadas”, reiterando el llamado a las
fuerzas vivas bogotanas a definir colectivamente las bases de un
verdadero Rescate Social, que garantice una ciudad saludable, sostenible
y en paz para las futuras generaciones.

Agradecida de la atención de ustedes, enviando un saludo del corazón,
pidiendo salud y bienestar por sus familias y que podamos todas y todos
superar esta crisis.

Cordialmente,

Ati Quigua
Concejala de Bogotá
Precandidata Presidencial
Movimiento Alternativo Indígena y Social – MAIS

Adjunto: Ponencia PA. 265 de 2021 mediante el cual la Administración
Distrital se propone “efectuar unas modificaciones en materia hacendaria
para el Rescate Social y Económico, y se dictan otras disposiciones”

Por Fabiocruz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *